Varios logros al cerrar un importante proyecto en Honduras

Mujeres y hombres colaboran para la construcción del gallinero del grupo Las Cascadas en la comunidad de Cedros de Mejica, en el departamento de Lempira. Foto: Martín Cálix.

En Honduras We Effect a llevado a cabo un proyecto de empoderamiento de las mujeres rurales garífunas y lencas junto a Codimca, CEM-H, ACI Participa, TRIAS y la Unión Europea. Después de dos años y medio de ejecución hoy es el cierre oficial del proyecto “Construyendo Ciudadanía y Empoderamiento Integral de la Mujer Lenca y Garífuna”.

Para conocer este proyecto que promovió los emprendimientos y la participación de las mujeres hemos hablado con Sara Ávilez, la coordinadora del proyecto.

Sara, cuéntanos: ¿Qué has aprendido en este proyecto?

He tenido varios aprendizajes, pero quisiera resaltar tres.

  • Que trabajar con las mujeres en sus entornos comunitarios y territoriales precisa ver su realidad más integral. Es decir, no podemos pretender trabajar autonomía económica sin que este atravesada por la violencia por su condición de género, y el racismo.
  • Las mujeres de los pueblos indígenas y campesinas nos ponen en cuestión nuestra propia cosmovisión como personas urbanas y mestizas. Llegamos con nuestras dinámicas, tiempos, lenguajes y formas de relacionarnos que distan de su cotidianidad y se vuelve distante la relación que se plantea sostener en el marco del proyecto.
  • Que las relaciones sostenidas en el marco de un proyecto son políticas, no obstante, importante de sostener a través de un dialogo armonioso, respetuoso, y responsable.
Sara Avilez, coordinadora del proyecto. Foto: Martín Cálix.

¿Qué crees que We Effect ha aprendido a través del proyecto?

El mayor aprendizaje ha sido reconocer sus debilidades como organización cooperante en cuanto a algunas temáticas desde donde se está acompañando en el trabajo por la igualdad de derechos de las mujeres campesinas en Honduras. Por ejemplo, la autonomía económica continúa siendo un tema poco trabajada en la búsqueda de garantizar un trabajo eficiente y eficaz con las socias contrapartes.

Trabajar en conjunto con otras organizaciones ha sido una nueva experiencia para We Effect. ¿Cómo ha sido trabajar bajo un consorcio?

Es difícil sostener relaciones reciprocas con equipos de trabajo con dinámicas, enfoques, lenguajes, y tiempos diversos. Significó flexibilizar metodologías, temas, rutas, y estrategias que respondieran a las necesidades de las mujeres participantes del proyecto. También, armonizar los procesos que cada organización había trabajado con los trazados en el proyecto, nos llevó a revisiones críticas y debates temáticos y políticos para lograr una implementación según lo planificado y formulado.

¿Cuáles han sido los retos del proyecto?

Tuvimos varios retos que nos servirán como lecciones aprendidas:

  • La estrategia de trabajo fue muy ambiciosa en cuanto al tiempo previsto para su ejecución. Hubo procesos que tomaron más tiempo del esperado lo que significó una tardía en la ejecución y los logros esperados.
  • El enfoque integral de la intervención fue muy dificultoso llevarlo a la implementación, debido a la diversidad de las socias contraparte y sus diferentes rutas, y métodos de trabajo.
  • Los roles y responsabilidades asignadas a cada una de las socias fueron muy difícil de lograr a lo largo de la vida del proyecto, como consecuencia de lo extenso del diseño del proyecto.
  • Armonizar las dinámicas de trabajo entre las organizaciones de base y las ONGs.
Liliana Williams y Calizta Martinez de Codimca. Foto: Leonel Estrada

¿Cuáles han sido los logros del proyecto?

Logramos alcanzar metas importantes que fueron planteadas en el diseño del proyecto, no obstante, lo más valioso es conseguir dar respuesta a las necesidades materiales de las mujeres, es fundamental cuando vamos con proyectos a sus territorios tan empobrecidos y olvidados.

48 iniciativas económicas (IE) culminaron su proceso de formación, elaboración de planes, plantillas, recibieron el equipamiento para poner en funcionamiento su iniciativa. También se aproximaron a la gestión de la formalización de sus grupos organizados para poder acceder a otros mercados y brindar servicios que las/los clientes demandan. Son 48 IE fortalecidas y en funcionamiento.

Petates tejidos por las mujeres del grupo Las Rosas. Foto: Martín Cálix.

Logramos dejar instaladas dos iniciativas de cuidado, una en el departamento de Lempira y la otra en Intibucá, ambas en la zona de occidente de Honduras. Estas iniciativas de cuidado nos permitieron iniciar un dialogo sobre lo importante que es distribuir las tareas del hogar. Y que el cuidado no debe ser exclusivo de las mujeres sino de todas y todos. En ambas comunidades nos recibieron muy bien la propuesta, porque son poblaciones que sostienen una dinámica comunitaria. En ese sentido también les acompañamos a través del proyecto a revolver en 4 comunidades la escasez del agua potable. Las mujeres asumieron la gestión e involucraron a las comunidades en su diseño y trabajo. Ahora son comunidades con agua potable.

Compártenos un recuerdo especial de tu tiempo en el proyecto

En una visita de campo las mujeres del grupo trabajando juntas por un mejor mañana, de la comunidad de Piedra Alta el Carmen Camasca Intibucá, nos recibieron cantando la canción “Mujeres Siempre Adelante”. Yo quede impresionada y se me contrajo todo mi ser al escucharlas cantar una canción que refleja todo su aprendizaje durante tres años de trabajo duro en el marco del proyecto. Uf. Fue lindo.

¿Algunas últimas palabras que nos quisieras compartir antes de que cierre el proyecto?

Por medio de un trabajo en conjunto logramos fortalecer capacidades de quienes participamos en la implementación del proyecto y es fundamental reconocer que las mujeres con las que trabajamos también tienen mucho que enseñarnos sobre todo en Honduras que sobrevivimos a pura esperanza. Las mujeres nunca se rinden, y son muy agradecidas cuando las tratamos con respeto y reconocimiento.

¡Jamás debemos olvidarlo!

Mujeres participantes en el proyecto. Foto: Leonel Estrada

El proyecto “Construyendo Ciudadanía y Empoderamiento Integral de la Mujer Lenca y Garífuna” fue ejecutado por CODIMCA, CEM-H y ACI Participa, y co-financiado por We Effect, TRIAS y la Delegación de la Unión Europea en Honduras. ¡Conócelo aquí!

Written by

Liinu Diaz Rämö