“Las desigualdades afloraran aun más” – Guatemala enfrenta el coronavirus

El nuevo coronavirus ha llegado a América Latina. Y con esto estamos viendo como nuestras operaciones serán afectadas. Para saber un poco más hemos hablado con algunas personas en la organización. Bertha Zapeta es nuestra representante país en Guatemala.

En Guatemala, las fronteras, las escuelas y el transporte público se han suspendido. La mayoría de las empresas e instituciones, privadas y públicas, han tenido que cerrar sus operaciones. El país está en estado de emergencia, con toque de queda entre las 16-04 todos los días.

Bertha, cuéntanos sobre la situación de We Effect en tu país:

“Estamos en estado de transición de como acompañar a las organizaciones socias ante esta pandemia. Como organización hemos parado las visitas de campo. No podemos dar asistencia técnica porque no hay paso entre las comunidades quienes han aplicado sus propias políticas de resguardo. Para We Effect ha sido un caos tratar de ver cómo podemos seguir con nuestro trabajo. Para las contrapartes también ha sido muy difícil abordar esta situación. Es algo que no nos esperábamos y que no estamos preparados como país para afrontarlo.

A quienes ha afectado más esta situación son las y los campesinos que se dedican a la agricultura, en esta época estamos en medio de ciclos de producción, si no cultiva ahora no abra una próxima oportunidad de cultivar, de esto viven las y los campesinos. Si no hay cultivo, no hay cosecha, no hay ventas, no tendrán ingresos para poder alimentarse y vivir dignamente. Somo el país donde el “no hay”, es permanente y recurrente.

Entonces, qué podemos hacer cuando un grupo de productoras nos dicen “Nosotras no hemos parado, porque si no seguimos con el cultivo lo perdemos”. Es complicado decirles quédense en casa, por ello se requiere de soluciones en reactivación económica que incorpore a estos sectores más vulnerables.

Nuestro sistema de salud en Guatemala es deficiente y ante esta pandemia no tiene la capacidad para atender a la población, por ello nuestras medidas de protección deben ser aplicadas de manera inclusiva y en donde se pueda apoyar a las familias más vulnerables.

Sin lugar a duda que las desigualdades en Guatemala afloraran aun más con esta pandemia, siendo necesario el hacer escuchar la voz de las y los que no son escuchadas.”

¿Cuáles serán los efectos del coronavirus?:

“Ya lo estamos viendo, la crisis económica. Como ejemplo, las mujeres que trabajan en el sector informal, muchas han sido despedidas y han tenido que volver a sus comunidades.

Al mismo tiempo, los precios de los alimentos también se han elevado. El maíz ha llegado a 4 quetzales. Ahora no tienen de dónde comer, ni dar de comer a sus hijos. Por eso vemos a gente saliendo de sus casas porque necesitan comer.

Creo que los efectos del Coronavirus, será el incremento de la pobreza y de la mortandad en la población más vulnerable del país. También tendrá efectos en el sistema de democracia, la población estará preocupada en buscar como sobrevivir y no en incidir en políticas que mejoren las condiciones de vida.”

¿Cuál es el rol de We Effect en todo esto?

“Creo que We Effect como organización puede aportar mucho ante esta crisis. Abordamos el tema económico desde una visión cooperativista, y el cooperativismo ha demostrado ser una solución ante crisis de esta magnitud.

Por ejemplo, aquí en la ciudad, era impensable que las personas del vecindario nos podíamos organizar para cosas como las compras. Ahora hemos creado una red de WhatsApp, y hacemos turnos para no aglomerar la tienda. Creo que la crisis nos obliga de alguna manera aplicar los principios cooperativistas en esta adversidad. Y eso es impresionante en una ciudad donde ni conoces a tu vecino.

Creo que estas son medidas que podemos replicar en las organizaciones de base, por ejemplo, con las mujeres rurales que están produciendo alimentos, o que tienen otro tipo de emprendimientos. Hay mucho potencial y tenemos todas las herramientas para hacerlo.

Tenemos que ser muy creativos e innovadores. Estamos trabajando en un contexto muy adverso, pero en seis meses puede ser aún más adverso. El reto que tenemos es no paralizarnos. No cerrar las ventanas, ni las puertas….”

Y personalmente, ¿cómo te ha afectado?

“Esto es algo que no esperábamos, que estemos encerrados. Ahora toca recrear el otro estilo de vida, toca aprender.

Yo estoy disfrutando más tiempo con mi hijo, haciendo más cosas con el, porque me evito el tráfico de cada día. Hay que ver lo positivo de esto. También estoy viendo cómo se va limpiando todo, ahora ya vez más clarito las nubes. Creo que era un paro que tenía que dar el ser humano. Estamos parando y reconfigurando. Tenemos que aprender a trabajar y vivir en esta nueva situación.”

Written by

Liinu Diaz Rämö