El derecho a la Ciudad y la vivienda adecuada

La ministra de Vivienda Michele Sol conversó junto a Leilani Farha, Relatora Especialde Naciones Unidas sobre el derecho a la vivinda

El 25 de septiembre We Effect organizó la Mesa Redonda "El derecho a la Ciudad – Un diálogo sobre el Acceso y derecho a una vivienda adecuada y un hábitat digno en la gran ciudad" en San Salvador.

Más de mil millones de personas en el mundo viven en asentamientos marginales, y carecen de una vivienda digna. De acuerdo con datos expresados por el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE) y Hábitat para la Humanidad, más de 1.3 millones de familias no poseen vivienda adecuada y/o viven en hogares precarios en El Salvador. Esto equivale al 88 % de la población. Las principales carencias son techo, tenencia, estructuras y agua potable.

Para abordar el tema de la vivienda como un derecho humano, este día se realizó la Mesa Redonda bajo el tema “El derecho a la Ciudad – Un diálogo sobre el Acceso y derecho a una vivienda adecuada y un hábitat digno en la gran ciudad”. El objetivo de la Mesa Redonda fue establecer un diálogo con actores diversos del Estado, gobierno, cooperación internacional y organizaciones locales, con el fin de generar propuestas y acuerdo de trabajo conjunto para la vivienda y el hábitat adecuado para todos.

Participaron Leilani Farha, Relatora Especial de Naciones Unidas, especialista en vivienda; Mónica Hernández, Coordinadora Regional de Vivienda y Hábitat de We Effect; Ilaria Picilli, Agencia Italiana de Cooperación al Desarrollo (AICS); Carlos Reyes, presidente de la comisión de Obras Públicas, Transporte y Vivienda de la Asamblea Legislativa; Michelle Sol, Ministra de Vivienda y Desarrollo Urbano; Fernando Andrés López Larreynaga, Ministro de Medioambiente y Recursos Naturales; Gloria Calderón Sol de Oñate, Síndica Municipal San Salvador; Representante de la Alcaldía de Zacatecoluca y organizaciones contrapartes de We Effect (Fundasal, Fescovam, Coceavis y FUCVAM).

Los temas que se abordaron son la necesidad de políticas públicas para el acceso a la vivienda. Así también se analizan los modelos cooperativos de vivienda de Europa y América Latina que apuntan al desarrollo de comunidades inclusivas, sostenibles y seguras.

“Alrededor del mundo, la vivienda ha perdido su valor como derecho humano, convirtiéndose en una mercancía. Para cambiar esto se necesitan encontrar alternativas viables para que las personas de escasos recursos accedan a una vivienda adecuada” dice Mónica Hernández, coordinadora regional del programa de Vivienda y Hábitat de We Effect en América Latina.

We Effect promueve el derecho humano a la vivienda a través del modelo de cooperativas de viviendas por ayuda mutua (CVAM). Una de sus prioridades es la aprobación de marcos legales y políticas públicas que garanticen subsidios, financiamiento y acceso al suelo bajo el modelo CVAM.

 

Sobre We Effect:

We Effect es una organización sueca de cooperación internacional para el desarrollo. Su visión es un mundo justo y sostenible, libre de pobreza. Desde el 2001 promueve el modelo CVAM como una alternativa para asegurar el derecho a la vivienda de personas de escasos recursos. En El Salvador, las y los beneficiarios del programa son 695 familias, integradas en 25 cooperativas, ubicadas en el Centro Histórico de San Salvador, en la región central, paracentral, oriental y occidental del país.

Written by

Liinu Diaz Rämö