LA POBREZA TIENE UN ROSTRO FEMENINO

We Effect promueve la igualdad de derechos entre mujeres y hombres en todo nuestro qué-hacer. También nos comprometemos a asignar al menos el 50% de nuestros recursos a mujeres y niñas.

La pobreza es multidimensional y una violación de los derechos humanos. Para vencer la pobreza, necesitamos empezar por cambiar la situación de las personas más vulnerables: las mujeres y niñas, que constituyen el 70% de las personas que viven en pobreza.

La desigualdad de derechos entre mujeres y hombres impone una carga desigual a las mujeres. Si bien tanto hombres como mujeres sufren pobreza, la desigualdad significa que las mujeres tienen menos capacidad de resiliencia y menos recursos para enfrentarla. El dicho “la pobreza tiene un rostro femenino” sigue siendo muy relevante. En todos los países donde We Effect funciona, las tasas de pobreza son más altas en las zonas rurales y, sin excepción, las más pobres y vulnerables entre quienes viven en pobreza son mujeres. En algunas regiones, hasta aproximadamente el 80% de los pequeños agricultores o agricultores de subsistencia son mujeres.

¿Sabías que?

  • Las mujeres trabajan la tierra, pero rara vez la poseen.
    A nivel global, solo alrededor del 13 por ciento de las mujeres rurales, campesinas y agricultoras poseen formalmente la tierra que usan.
  • Las mujeres tienen menos acceso a una vivienda adecuada.
    Muchas veces se les niega la oportunidad de pedir prestado para alquilar o comprar una casa, por falta de un empleo formal.
  • El trabajo de cuidados cae mayormente en las mujeres.
    A nivel mundial, las mujeres realizan 2.6 veces más trabajo de cuidado no remunerado y trabajo doméstico que los hombres, una carga que genera una gran parte de la desigualdad que las mujeres y las niñas viven por todo el mundo.

Un cambio es necesario

We Effect apoya a organizaciones campesinas y otras organizaciones democráticas de membresía de base para que cambien, de ser a menudo dominadas por hombres a tener la capacidad de abordar cuestiones de género de una manera más sistemática y sostenible para rendir cuentas a todos sus miembros mujeres y hombres.

Para ser eficaz, la incorporación de la perspectiva de género requiere compromiso y capacidad institucional a nivel de gestión. Si la gerencia no comprende las necesidades, no comprenderá los requisitos de los recursos.

El cambio se crea cuando las personas se unen y se convierten en una voz más fuerte en la sociedad. Desde 1958, esto es por lo que We Effect trabaja, y seguirá trabajando incansablemente.

Últimas noticias

América Latina tiene la mayor desigualdad del mundo en distribución de la tierra
Noticias

América Latina tiene la mayor desigualdad del mundo en distribución de la tierra

Sin tierra no hay futuro
Noticias

Sin tierra no hay futuro

We Effect cierra sus operaciones en Nicaragua por nueva ley
Comunicados

We Effect cierra sus operaciones en Nicaragua por nueva ley

Cooperativas de vivienda enfrentan los impactos de la pandemia mejor que otras viviendas
Noticias

Cooperativas de vivienda enfrentan los impactos de la pandemia mejor que otras viviendas