Un molino de maíz, una vía hacia la economía del cuidado

El grupo “Las Cascadas” asociadas a CODIMCA inauguró el Molino de maíz de grano húmedo para la convivencia y los cuidados comunitarios, como parte de sus propuestas de economía del cuidado en la comunidad Cedros de Mejicapa, municipio Las Flores ubicado en Gracias, Lempira al occidente de Honduras.

“Este molino fue levantado por las manos de la comunidad”

Esta iniciativa es parte de un proyecto piloto de soluciones colectivas a las tareas del cuidado. Ha sido un proceso acompañado desde la gestión técnica del Centro de Estudios de la Mujer (CEM-H). Durante la inauguración Alexandra Suazo, representante de CEM-H expresó que esta iniciativa ha sido posible gracias a la comunidad:

“Este molino fue levantado por las manos de la comunidad, mujeres, hombres, niños y niñas participando, hubo un trabajo de seguimiento constante a la comunidad desde el equipo técnico. Vemos como la vida organizativa de las mujeres de CODIMCA es intergeneracional”.

Stäng X
"Este es el inicio de muchos proyectos que las compañeras van a lograr" dice Yasmin Lopez de CODIMCA. Foto: Martín Cálix.El molino de maíz de grano húmedo es parte de las propuestas de economía del cuidado en la comunidad Cedros de Mejicapa. Foto: Martín Cálix.Las mujeres del grupo las Cascadas serán beneficiadas por el molino. Así mismo toda la comunidad. Foto: Martín Cálix.El alcalde de Gracias manifestó que es necesario crear una mesa interinstitucional de apoyo a la mujer para articular proyectos y darles mayor cobertura a las mujeres de la localidad. Foto: Martín Cálix.

Doña Lorenza una de las socias del grupo Las Cascadas, se mostró agradecida y alegre al ver concluida la herramienta que será su fuente de trabajo:

“Ese sueño que tuvimos se ha hecho una realidad, con el apoyo de CODIMCA, antes caminábamos 45 minutos para ir a quebrar maíz al molino, ahora ya lo tenemos aquí en la comunidad, cerca de nosotras; ahora vamos hacer la masa para los tamales que es nuestro principal producto que hacemos en el grupo de mujeres”

Un beneficio para muchas más

“El molino no solo beneficiará al grupo Las Cascadas sino a toda la comunidad, este es el inicio de muchos proyectos que las compañeras van a lograr” expresó durante la inauguración Yasmin López coordinadora de CODIMCA.

Este logro no solamente contribuirá a acortar el camino para moler maíz, sino también vendrá a contribuir al desarrollo rural sostenible, inclusivo y cultural de la comunidad. La iniciativa se basa en moler y cuidar, ya que el espacio creado y readecuado, es un lugar para las familias que les permite hacer una práctica de los cuidados comunitarios a través de un área de juegos que promoverá la colectividad, la recreación y la convivencia de las personas en Mejicapa.

Las iniciativas colectivas de cuidado se inscriben en el enfoque teórico filosófico de la economía del cuidado, que pone en el centro la reproducción de la vida y el bienestar colectivo, frente a la economía de mercado cuyo eje es el lucro y el beneficio individual, la depredación del medio ambiente, la desigualdad y la injusticia social.

La participación de mujeres – una muestra de necesidades

Durante el evento de inauguración también se hizo presente el alcalde de la ciudad, Javier Enamorado manifestó que debido a la importancia que tiene la participación de la mujer era necesario crear en Gracias, Lempira una mesa interinstitucional de apoyo a la mujer para articular proyectos y darles mayor cobertura a las mujeres de la localidad.

La participación del edil en dicho evento es parte del trabajo de incidencia política que las mujeres del grupo “Las Cascadas” ha logrado en lo largo de los años y que ha ido fortaleciendo a través de proyectos como en el que participa actualmente CODIMCA.

La iniciativa de construcción del molino surge en el marco del proyecto “Construyendo ciudadanía y empoderamiento integral para la mujer lenca y garífuna de Honduras”. El proyecto es ejecutado por CEM-H, CODIMCA, TRIAS, ACI-participa, We Effect, con fondos de la Unión Europea. Su objetivo es el empoderamiento económico integral y la participación ciudadana de las mujeres lencas y garífunas, como agentes de desarrollo y titulares de derechos económicos, sociales, culturales y ambientales.

El proyecto también se ha planteado contribuir al desarrollo rural sostenible, inclusivo y la reducción de la pobreza y la desigualdad social que afecta a la mujer y la juventud indígena y afro-hondureña en 12 municipios de los departamentos de Intibucá, Lempira, Santa Bárbara, Atlántida y Colón en la República de Honduras.