#vocesdelcorona “Soy una mujer campesina Feminista”

Foto: Joshua Kristal
Foto: Joshua Kristal
Mi nombre es Ivania Maritza Irías, tengo 50 años de edad, originaria de la comunidad El Colorado del municipio de Pueblo Nuevo departamento de Estelí, madre soltera de 4 hijas y un hijo, orgullosa de ser apicultora, agricultora, socia de la Cooperativa Paz y Amor entre mujeres, donde asumo el cargo de tesorera y que es parte de la Central de Cooperativas Las Diosas.

“En mi comunidad estoy organizada con la FEM, mi cooperativa y la Central de Cooperativa Las Diosas, poseo tierras a mi nombre que las adquirí con apoyo de la FEM. Para mí, el hecho de tener tierra, me hace considerarme una mujer empoderada, que tomo mis propias decisiones.

Trabajo la tierra  de forma agroecológica, me dedico a la apicultura y obtengo miel para mi consumo, el de mi familia y la comunidad, que de igual forma es procesada para ser vendida en mercados locales. También junto con las demás compañeras, tenemos un reservorio de semillas criollas, procesamos abonos orgánicos, impulsamos huertos biointensivos y granos básicos. En estos días estoy preparando la tierra pues ya viene el invierno y vamos a dar inicio a la siembra. Una parte de la cosecha del maíz y los frijoles la dejo para el consumo en el hogar, para alimentar a mis gallinas y cerdos, la otra parte la vendo para sostener la economía familiar.

Viendo la televisión escuché la noticia del coronavirus. El virus se desarrolló en un país tan lejano que pensé que no vendría a Nicaragua, pero con los primeros casos en mi país, me asusté, debido a toda la información en las redes sociales de las muertes por la pandemia. Les confieso que hasta pensé: “¿Será que de este virus me voy a morir?”, ya no se sabe qué es verdad y qué es mentira.

No lo puedo negar, sentí miedo, preocupación, estrés, pero también pienso: “tengo que seguir adelante”, echar a andar mis cultivos porque si no trabajamos, no comemos. La radio y la televisión dan a conocer información oficial, sobre todas las medidas para protegernos, pero de parte de la FEM recibimos información más creíble para estar informadas y sentirnos seguras, siempre tomando en cuenta las precauciones de usar mascarillas, lavarnos las manos, mantener distanciamiento físico para seguir trabajando, porque producir la tierra es esencial para mi sustento, el de mi familia y la sociedad.

En las comunidades hemos sobrevivido a muchas crisis económicas y políticas, como mujeres campesinas sabemos luchar por nuestra vida, la de la comunidad y del medio ambiente. Estamos preparadas para tiempos malos pero nos sentimos capaces de producir nuestros alimentos, a como lo hemos venido haciendo todo este tiempo.”

We Effect ha lanzado una campaña global en Twitter y Facebook para resaltar cómo las personas se ven afectadas y manejan la crisis del coronavirus. #Vocesdelcorona muestra cómo el virus y sus implicaciones afectan a las personas más vulnerables del mundo. ¡Participa tu también, para que tod@s sean escuchad@s!