La ministra sueca de Relaciones Exteriores participó en el kick-off de We Effect

Ann Linde, ministra sueca de Relaciones Exteriores, y Damaris Ruiz, Directora Regional de Programas de We Effect América Latina.
Ann Linde, ministra sueca de Relaciones Exteriores, y Damaris Ruiz, Directora Regional de Programas de We Effect América Latina.
La ministra sueca de Relaciones Exteriores, Ann Linde, participó durante el último día de la reunión de arranque de We Effect para 2021. Durante su presentación, destacó la importancia de los esfuerzos conjuntos para combatir crisis multidimensionales como la pandemia del Covid-19 y la crisis climática, incluyendo también el trabajo por una mayor igualdad de género.

Ann Linde señaló que la pandemia del Covid-19 había contribuido a un aumento del hambre y la inseguridad alimentaria en todo el mundo, así como — por primera vez en décadas — a un aumento de la pobreza extrema. Además, como We Effect ha señalado a menudo, la mayoría de las personas que viven en pobreza son mujeres.

“Debemos seguir trabajando por una mayor igualdad de género y los derechos humanos de las mujeres y niñas, incluida la salud y los derechos sexuales y reproductivos”, comentó la ministra.

Suecia está comprometida en una coalición de acción global para la igualdad económica de género para lograr con este objetivo. Otro fuerte enfoque actual del gobierno sueco es la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa, de la cual Ann Linde ha sido nombrada presidenta. En este espacio, Suecia tiene como objetivo promover la igualdad de género ampliamente en una región transatlántica.

“Organizaciones de la sociedad civil como We Effect pueden ayudar a que los objetivos de nuestra política exterior feminista se traduzcan en acciones concretas en los territorios. El trabajo que ustedes están realizando, con inversiones en cooperativas y pequeños agricultores, son medidas importantes para mitigar el impacto distorsionador de la crisis actual de las mujeres agricultoras, así como del hambre, la inseguridad alimentaria y la pobreza. También ayuda a garantizar el importante derecho a tierra y territorio para las agricultoras”, dijo Ann Linde.

El gobierno sueco lanzó una iniciativa para incluir la biodiversidad en la cooperación internacional

A raíz de la pandemia del Covid-19, la reducción del espacio democrático se ha agravado – y sigue agravándose en el mundo. El impulso por la democracia tiene como objetivo contribuir a la discusión internacional sobre el impacto que la pandemia del Covid-19 tiene en los derechos humanos, la democracia y el estado de derecho.

Otro tema importante para el gobierno sueco es el cambio climático. En este aspecto, la interconexión entre el cambio climático y otras áreas necesita ser analizada y acentuada más a fondo. La ministra de Relaciones Exteriores también mencionó esto durante su discurso:

“La relación entre el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, el aumento del nivel del mar, el agotamiento de nuestros océanos, los alimentos, la mala salud y la pobreza, es doble. La producción de alimentos insostenible contribuye a mayores emisiones de gases de efecto invernadero y escasez de agua, y aumenta el riesgo de infecciones zoonóticas. El cambio climático también tiene un impacto negativo sobre la biodiversidad y los ecosistemas, y disminuye el suministro de alimentos de origen vegetal. Debemos abordar el impacto del cambio climático en la seguridad alimentaria desde ambos puntos de vista”, explicó.

El gobierno sueco lanzó recientemente una iniciativa para aumentar la inclusión de la biodiversidad en la cooperación internacional para el desarrollo para contribuir a este trabajo. Se espera que la próxima Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios de las Naciones Unidas, en la que participará Suecia, también resulte transformadora en este sentido.

La siguiente fase de la conferencia con la ministra de Relaciones Exteriores incluyó una serie de preguntas que se formularon a la ministra. Elizabeth Mwiyeria, Representante País de Kenia con Vi Agroforestry, preguntó cómo Suecia puede apoyar mejor la agricultura sostenible a pequeña escala, particularmente a las mujeres agricultoras, en países de bajos ingresos.

Ann Linde prometió regresar a We Effect para dialogar sobre un plan de acción por la igualdad económica de género

Ann Linde dio algunos ejemplos de compromisos de desarrollo recientes de Suecia y agregó:

“Para apoyar mejor a los pequeños agricultores, debemos considerar los desafíos que enfrentan estos agricultores desde una perspectiva holística. Por lo tanto, las inversiones para apoyar a los pequeños agricultores deben considerar las importantes sinergias entre el cambio climático, la biodiversidad, la igualdad de género y la seguridad alimentaria”.

Ann Linde prometió además regresar a We Effect con una invitación para dialogar sobre un plan de acción por la igualdad económica de género.

Diamantino Nhampossa, Representante País de Mozambique con We Effect, preguntó cómo puede contribuir Suecia a apoyar Mozambique y otros países que enfrentan el creciente impacto del cambio climático.

“En 2022, el mundo celebrará el 50 aniversario de la primera Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente Humano que se celebró en Estocolmo. Por esa razón, organizaremos una reunión de alto nivel para impulsar acción y transformación sostenible”, dijo Ann Linde.

Para mitigar aún más los efectos severos del cambio climático, Suecia canalizará parte de su cooperación para el desarrollo a proyectos que tienen como objetivo apoyar la gestión sostenible de los recursos naturales y prácticas agrícolas que son más resistentes al cambio climático, así como el acceso a energías renovables.

La responsabilidad principal de respetar, proteger y defender los derechos humanos cae sobre el estado

Después, Kisha Beringuela, Oficial de Incidencia de We Effect en Filipinas, preguntó qué se podría hacer para garantizar que las empresas respeten los derechos humanos:

“¿Suecia también necesita una ley para empresas sobre diligencia debida en materia de derechos humanos?”

“La responsabilidad principal de respetar, proteger y defender los derechos humanos cae sobre el estado. Las empresas todavía tienen la responsabilidad de respetar los derechos humanos y esperamos que las empresas suecas sigan las directrices existentes de la ONU y la OCDE. Suecia acoge con satisfacción la iniciativa de la Comisión Europea de presentar una propuesta de legislación de la UE sobre diligencia debida en materia de derechos humanos”, respondió Ann Linde.

Sian K. Maseko, Asesora de Género de We Effect, luego preguntó qué puede hacer Suecia para incidir por una respuesta feminista aún más fuerte a la pandemia del Covid-19, incluidas las mujeres en áreas rurales en países de bajos ingresos.

“También debemos asegurarnos de que las políticas que se formulan en respuesta a la pandemia del Covid-19 tengan en cuenta los aspectos de igualdad de género. Priorizamos luchar por una reforma económica y social para la igualdad de género con el objetivo de eliminar la legislación discriminatoria y trabajar por una política de género en el mercado laboral y una política comercial feminista”, respondió la ministra.

La Ministra de Relaciones Exteriores también expresó su agradecimiento a We Effect por el compromiso de la organización con la política exterior feminista. Una nueva política exterior feminista se desarrollará ahora para 2021.

Con respecto a Nicaragua, el gobierno sueco está presionando el gobierno de Nicaragua

Damaris Ruiz, Directora Regional de Programas para We Effect en América Latina, informó que We Effect tuvo que cerrar sus operaciones en Nicaragua debido a la nueva Ley de Regulación de Agentes Extranjeros. Luego preguntó a la ministra qué papel pueden jugar Suecia y la Unión Europea en la lucha contra la reducción del espacio cívico.

“A través de nuestro impulso por la democracia, estamos intensificando nuestro trabajo para defender la democracia a nivel mundial. Estamos trabajando con socios de todo el mundo, incluidos grupos de socios interregionales que están comprometidos con esta agenda. Crisis como la pandemia de Covid-19 podría reducir aún más el espacio democrático y no deben tomarse como una excusa para las restricciones indebidas de la democracia y los derechos humanos”, respondió.

También señaló que más del 25% de la cooperación sueca para el desarrollo se dedica al fortalecimiento de los derechos humanos, la democracia y el estado de derecho en los países socios. Una gran parte de este apoyo se canaliza a través de la sociedad civil. Con respecto a Nicaragua, el gobierno sueco está presionando el gobierno de Nicaragua para que detenga de inmediato la represión de opositores políticos, manifestantes, periodistas y la sociedad civil.

Últimas noticias

La ministra sueca de Relaciones Exteriores participó en el kick-off de We Effect
We Effect

La ministra sueca de Relaciones Exteriores participó en el kick-off de We Effect

La guerra se terminó – pero la violencia sigue
Colombia

La guerra se terminó – pero la violencia sigue

Cooperativas de vivienda ofrecen protección en tiempos de pandemia
Vivienda digna

Cooperativas de vivienda ofrecen protección en tiempos de pandemia

Las mujeres en primera línea en la lucha por tierra y territorio
Tierra y territorio

Las mujeres en primera línea en la lucha por tierra y territorio