Historia

Todo comenzó con una exposición en Suecia

Era el año 1958 y entusiastas del movimiento cooperativo sueco comenzaron una recaudación llamada “Sin Fronteras”. Su inspiración provino de una espectacular exposición llamada “Un mundo sin fronteras” realizada en Estocolmo, la cual demostró la creciente brecha entre ricos y pobres en el mundo, así como las medidas de solidaridad que habría que implementar para ir cerrando esa brecha.

Así es como el We Effect ha evolucionado, en grandes rasgos, desde su creación en 1958:

La década de los 1950: Tenemos una idea – la ayuda para la auto-ayuda!

Los principios básicos eran desde el inicio las cooperativas y la idea de “auto-ayuda”. Basado en la propia experiencia sueca, donde el sector cooperativista no sólo había sido importante para proveer a mejores productos a menor precio a los consumidores/usuarios con escasos recursos, sino también la conclusión de que la economía social contribuía grandemente a una mayor profundización de la democracia, con el ejemplo de “un socio-un voto”, sin importar el aporte económico de los socios individuales.

Las primeras fuentes de ingresos para el trabajo de desarrollo provinieron de la exhortación a los miembros y miembras de las empresas cooperativistas, de donar la anual bonificación al trabajo internacional de desarrollo. La recaudación del primer año fue destinada a la formación de cooperativistas en Asia.

La década de los 1960: El Estado se involucra en la cooperación.

Durante la década de los ‘60, la cooperación y el desarrollo internacional entran cada vez más en la agenda política en Suecia. La Federación Cooperativa (KF) en conjunto con un gran número de organizaciones del movimiento popular sueco, presionaba para que el Estado sueco se involucrara en el tema del desarrollo internacional. En 1962 se funda el precursor de Asdi, y en 1965 la misma Agencia Sueca para el Desarrollo Internacional (Asdi).

La educación es considerada un requisito para el cambio y el desarrollo. Existe un gran optimismo sobre el futuro promisorio de los países africanos recién salidos del yugo colonial de las grandes potencias europeas como Francia, el Reino Unido, Bélgica y Holanda.  Los círculos de estudio son un método importante en estos inicios, comenzando en la India y Tanzania. La organización miembra LRF (Asociación Nacional de Productores Agrícolas) comienza a apoyar las actividades de We Effect.

La década de los 1970: El sentimiento de solidaridad aumenta entre la población sueca

El interés de los suecos en el desarrollo y la solidaridad internacional creció durante los años 70. Los movimientos populares en Suecia, Asdi y el sector cooperativo ponen mucha énfasis en información y recaudación. We Effect opera en varios países de África y Asia.

La década de los 1980: Arranca el trabajo en América Latina; época de grandes proyectos

Los años 80 representaron una importante expansión de We Effect. El número de personal trabajando en los países en vías de desarrollo y los fondos disponibles, aumentaron de manera significativa. En América Latina se inician varios proyectos importantes en El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Uruguay. Se pone en práctica los proyectos de desarrollo con organizaciones locales para lograr mayor sostenibilidad.

En esta época, We Effect se involucra en proyectos importantes de desarrollo rural integral en países como Zambia y Nicaragua, con financiamiento proveniente de Asdi. La aseguradora Folksam, y las federaciones de cooperativas de vivienda HSB y Riksbyggen llegan a ser miembros de We Effect.

La década de los 1990: Reflujo en los grandes proyectos; empieza el trabajo en vivienda

Los programas grandes dejan de ser financiados por Asdi y We Effect tiene que apoyarse principalmente en proyectos de cofinanciación.

En America Latina el trabajo se expande a Honduras, Guatemala y Paraguay.

El hábitat deficiente se reconoce como un problema global y We Effect decide apostar a los modelos cooperativos de vivienda.

La asociación de “Comercio Justo” (Fairtrade) se funda en Suecia, con We Effect como uno de los fundadores.

Hacia finales de la década, se implementa una nueva estructura, basada en una descentralización muy pronunciada, con oficinas regionales en los países del Sur desde donde se tomarán las decisiones y se dirigirá la mayor parte del trabajo concreto.

La década de los 2000: Objetivos de Desarrollo del Milenio – ¿fecha tope para la pobreza?

Durante la década de 2000, la recaudación y por ende, los volúmenes totales de We Effect aumentaron considerablemente, lo que posibilitó volúmenes importantes y un trabajo de cooperación mucho más amplio. En el 2000, las Naciones Unidas formuló los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio para reducir la pobreza con la mitad al año 2015.

Además del trabajo de cooperación y la recaudación de fondos, We Effect en Suecia empieza a crear opinión pública realizando campañas, publicando informes con la meta de que más personas se involucren y tomen acciones por un mundo más justo.

En America Latina se empieza a trabajar en Bolivia 2002, mientras se termina el apoyo directo a Uruguay en el 2007. En Brazil, We Effect llegó a desplegar un cierto grado de apoyo entre 2006 y 2012. Una apuesta decisiva en equidad de género arranca en el 2007, y desde el 2009 We Effect destina más de la mitad de sus recursos totales en la región al trabajo de las mujeres.

Actualmente, We Effect cuenta con unas sesenta organizaciones miembras en Suecia, todas ellas con raíces en el movimiento cooperativo sueco.

En América Latina, We Effect apoya a unas 50 organizaciones nacionales y regionales, con un volumen anual de unos 10 millones de USD.