Noticias

Se aprueba reglamento de CREDIMUJER en Honduras – un logro para CODIMCA

PUBLICADO: junio 20, 2018

CATEGORÍA: Comunicados

HONDURAS. CODIMCA celebra 33 años de lucha en defensa de los derechos de las mujeres, con la aprobación del Reglamento del Programa CREDIMUJER[1], un paso más en el camino que decidimos recorrer.

“El pasado 12 de junio fue publicado en el Diario Oficial La Gaceta, El reglamento de CREDIMUJER, un paso más en este camino que hemos decidió recorrer, así celebramos este 18 de junio nuestro 33 aniversario de vida orgánica como CODIMCA. A cuatro años de haber iniciado este proceso de incidencia, estamos cosechando frutos, los procesos reivindicativos cuentan mucho y mucho más en el contexto que vivimos en Honduras. Para nosotras, uno de los logros más grandes, es que, en el reglamento se contempla todas nuestras propuestas, intereses y necesidades de las mujeres campesinas, nuestros planteamientos están allí. En este proceso nos dimos cuenta del poder que tenemos para construir propuestas de política publica que favorezca el ejercicio de los derechos de las mujeres, pudimos posicionar la agenda de las mujeres campesinas, en todos los espacios, tanto en las organizaciones feministas, otras organizaciones del movimiento social y a tomadores de decisiones. El dinero que solicitamos no es regalado, si bien es cierto la aprobación de El Reglamento es un paso importante, lo que estamos exigiendo es que la SEFIN[2] y SDE[3] garanticen y asignen el fondo al programa de CREDIMUJER que hemos solicitado para su funcionamiento”.

El Programa CREDIMUJER, nace de las necesidades que, planteadas de las mujeres campesinas, surge de las reflexiones colectivas que se realizan en las comunidades con los grupos de base. De estas reflexiones surge una primera campaña en el 2014, “COSECHEMOS JUSTICIA PARA LAS MUJERES DEL CAMPO” en una articulación de mujeres de La Vía Campesina y alrededor de 27 organizaciones, donde se plantean 3 puntos centrales: Acceso a tierra para las mujeres como derecho humano, Asistencia Técnica y Acceso a financiamiento como a acciones afirmativas hacia las mujeres campesinas. 2015 se hace un análisis de esta campaña y dado la resistencia que se venia dando hacia el tema de acceso a la tierra que toca intereses económicos de las y los representantes en el congreso nacional, donde se decide enfocarse hacia el acceso a financiamiento, sin dejar de lado el acceso a la tierra, se desarrolla la campaña “LAS CAMPESINAS MERECEN TODO NUESTRO CREDITO”, con un fuerte contenido político, donde no  solamente se centraban en el argumento de que las mujeres somos  buenas administradoras, si no que las y los tomadores de decisiones las mujeres somos  y podemos ser creíbles,  ese mismo año es aprobada La Ley del Programa CREDIMUJER el 29 de septiembre del año 2015, por el Congreso Nacional en un único debate[4].

“La incidencia no fue solo posicionar la agenda, si no también lucha con las y los tomadores de decisiones hacían aproximaciones discriminatorias hacia las voceras que estábamos en ese momento incluso propuestas indecentes para que nos retiramos de las acciones”.

Ese mismo año, valoramos  nuevamente los escenarios donde pretendieron engavetar el proceso desde la Secretaria de Desarrollo Económico, no cumpliendo el mandato de 3 meses para elaborar el Reglamento del Programa CREDIMUJER, desde las organizaciones que conformábamos la campaña se tomó la decisión de elaborar, de manera colectiva desde nuestros pensamientos y sentires la propuesta de reglamento para el funcionamiento de CREDIMUJER, donde se definió 3 rutas de trabajo desarrollar  eventos de consulta donde se concentraran el mayor número de organizaciones representadas (centro-sur, norte y occidente)

En esta propuesta se definieron puntos que para nosotras no eran negociables como ser: La tasa de interés del crédito a pagar a una tasa del 7.25 anual, equiparable a la tasa de interés de Fondos FIRSA [5]. Las garantías de como las mujeres rurales podrían accesar será desde la figura de crédito solidario, donde su aval será las otras compañeras de su grupo, por supuesto esto demanda otros retos de fortalecer la organización de base, que tengan personería jurídica etc.

Para CODIMCA fue muy importante, no solo participar en el proceso como vocera de esta articulación, si no cumplir con nuestro mandado de reivindicar los derechos económicos, sociales y culturales de las mujeres indígenas y garifunas, desde nuestra identidad de mujeres campesinas, fuimos la primera organización en este proceso que presento planes de inversión de 27 grupos, que se estaban elaborando con el apoyo de We Effect.

“En su momento había una demanda del movimiento de mujeres que se ampliara la cobertura del Programa, pero para nosotras era muy importante que el programa se quedara con nombre y apellido, dirigido a las mujeres rurales como acción afirmativa por la deuda histórica que tiene el estado con las mujeres campesinas.”

En esta articulación hubo muchos aprendizajes, reconocernos como diversas, fundamentadas en el respeto, reconocer que podemos construir juntas, que podemos estar juntas en las luchas y podemos seguir juntas por la defensa de los derechos de las mujeres, logramos posicionar nuestra agenda cada una con nuestros puntos. cuando se construyen la alianza con organizaciones del movimiento feminista, dándole un enfoque interserccional, se plantea también demandar al estado la creación de una secretaria dentro de la Unidad Técnica de Investigación ATIC que investiguen los femicidios y la asignación de los 30 millones, lamentablemente no tuvimos la suerte con CREDIMUJER, donde se solicitaba la asignación de 105 millones para su funcionamiento.

Próximos pasos

Continuar con las acciones de incidencia para exigir que la SEFIN[6] y SDE[7] garanticen y asignen el financiamiento al programa de CREDIMUJER que hemos solicitado para su funcionamiento. La creación del fideicomiso, donde se podrá tener acceso a estos fondos mediante las cooperativas locales, cajas rurales y otras entidades financieras y poder comenzar a canalizar el financiamiento según lo soliciten los grupos de mujeres, rurales y tengamos acceso a créditos para trabajar la tierra, recibir asistencia técnica y alcanzar desde la perspectiva de las mujeres campesinas, ese estado de bienestar que deseamos. A estos fideicomisos se realizarán auditorias para verificar que estos fondos sean destinados a las mujeres rurales. Y la instalación de la Comisión bipartita tanto del estado como de las organizaciones que conforman la articulación y donde CODIMCA por su quehacer tendrá mucha relevancia su participación, tendrán su representación dentro de ellas está el INAM al momento de presentar las propuestas pueda ser la haga el equilibrio y pueda estar a nuestro favor.

[1] Programa de Crédito Solidario para la Mujer Rural- CREDIMUJER.
[2] Secretaria de Finanzas(SEFIN)
[3] Secretaría de Desarrollo Económico (SDE)
[4] La Ley CREDIMUJER fue publicada el 14-marzo del 2016, sin aprobación del reglamento de la Ley.
[5]  Programa Nacional para la Reactivación del Sector Agroalimentario de Honduras (FIRSA)
[6] Secretaria de Finanzas(SEFIN)
[7] Secretaría de Desarrollo Económico (SDE)