Noticias

Espacio ACI sobre la Caravana de migrantes hondureños

PUBLICADO: octubre 23, 2018

CATEGORÍA: Comunicados

HONDURAS. El Espacio ACI hace un llamado por la protección y respeto de los derechos humanos de migrantes en la Caravana hacia los Estados Unidos

La Asociación de Cooperación Internacional (Espacio ACI), constituida por 30 ONGs internacionales con presencia y trabajo en Honduras[1], por este medio hace un llamado urgente para que se protejan los derechos de los más de 5,000 migrantes que van caminando en caravana con destino a México y los Estados Unidos.  Es importante reconocer que se está viviendo una crisis humanitaria que afecta y pone en peligro la vida de personas, principalmente de quienes están en mayor vulnerabilidad. ACI hace un llamado a que los gobiernos de la ruta migratoria se abstengan de la deportación colectiva, prohibida en los tratados internacionales y se haga el esfuerzo por individualizar las causas individuales, donde subyacen muchos casos de refugio por violencia de género, violencia política y violencia social, temas protegidos bajo la Convención del Estatuto de Refugiados y la Convención Americana de Derechos Humanos. Los gobiernos deben apegarse a los estándares internacionales de derechos humanos garantizando mecanismos de protección que atiendan las vulnerabilidades y necesidades de cada persona.  Es de vital importancia se brinde asistencia y protección diferenciada a niñas y niños, adultos mayores, personas con discapacidad, mujeres, personas LGBTI y personas en búsqueda de protección internacional, entre otros.

ACI considera importante que el gobierno y la ciudadanía en general reflexionen y reconozcan los factores generadores de la migración, ya que es lo que puede ayudar a prevenir nuevas crisis en el futuro definiendo soluciones integrales y de largo plazo en lugar de alentar la confrontación y el uso político de la calamidad que están viviendo los migrantes.  La pobreza, el desempleo, la violencia y la corrupción son los principales motivos que citan las personas migrantes de la Caravana cuando son entrevistadas.  Esta es una realidad que no se puede ocultar.   Las cifras oficiales dan cuenta de ello con más del 67% de personas viviendo en condiciones de pobreza y 44% en pobreza extrema, y una tasa de impunidad del 90%, entre otras cifras.  La desigualdad en la distribución del ingreso, la falta de empleo digno,  la falta de respuesta adecuada a las personas afectadas por los impactos del cambio climático, la expoliación y degradación de los recursos naturales, los escándalos de corrupción, así como el incremento de los precios de la canasta básica y de los servicios públicos han terminado erosionando las posibilidades de vivir una vida en dignidad para miles de personas que hoy van en la caminata y/o de aquellos que están pensando sumarse.

Una vez atendida la crisis humanitaria, ACI hace un llamado al gobierno de Honduras a reflexionar sobre la efectividad de las políticas públicas diseñadas para reducir pobreza, desigualdad y niveles de inseguridad ciudadana.   Existen propuestas de políticas generadas desde diferentes sectores con soluciones que han sido validadas y/o consultadas con las comunidades y grupos más vulnerables que deben ser tomadas en cuenta en esta reflexión.   No es un tema de falta de soluciones sino de voluntad política para priorizar en las políticas que pongan en el centro los derechos económicos y sociales de la mayoría de la población hondureña, en particular de los grupos en condiciones de mayor vulnerabilidad que sueñan con vivir al margen de la pobreza y la exclusión.

Instamos al gobierno de los Estados Unidos a reflexionar sobre la efectividad de su política de cooperación hacia Honduras; el Plan Alianza para la Prosperidad posicionado como su instrumento de cooperación más importante para los países del Triángulo del Norte debe ser revisado para responder a las causas subyacentes de la pobreza y la migración.

Manifestamos nuestra profunda preocupación por las políticas migratorias de la Administración del Presidente Trump. Ni los muros, ni las deportaciones, ni las amenazas han logrado de desalentar a que cientos de personas continúen migrando diariamente.  Es momento de cambiar de enfoque empezando por dar un trato digno a los migrantes de la caravana, garantizando principios de no devolución, mecanismos de protección adecuados y garantizando que las niñas y los niños no sean separados de sus familias.

Finalmente, ACI manifiesta su solidaridad con las personas migrantes y su compromiso de continuar impulsando acciones que contribuyan a erradicar la pobreza, la injustica y el sufrimiento, junto con las organizaciones de la sociedad civil, las comunidades y los grupos más vulnerables de Honduras.

Tegucigalpa, 22 de octubre 2018

[1] PBI Honduras, Catholic Relief Services y Cruz Roja Española – Honduras participan en calidad de miembros observadores.