¡Hablemos de cuidados! en la agenda política electoral de Honduras

Representantes de las organizaciones asistentes al conversatorio | Foto: Antonio Gutierrez

El miércoles 10 de octubre, se desarrolló en Tegucigalpa el conversatorio «Las políticas del cuidado desde una perspectiva de género: desafíos en la agenda electoral 2022-2026», con el propósito de dialogar y debatir sobre los cuidados que en gran parte realizan las mujeres —de forma remunerada o no remunerada— y que necesitan ser colocados en la agenda pública y política en el contexto electoral de país. 

Para ello, el conversatorio contó con la participación del Foro de Mujeres Políticas, un grupo de mujeres candidatas a cargos de elección popular. Con esta acción se suman al debate público sobre las políticas procuidados y los enormes desafíos que suponen su integración en las agendas políticas actuales.

Este espacio de reflexión fué organizado por We Effect, ONU Mujeres y la Fundación Friedrich Ebert Stiftung (FES) con el acompañamiento de el Centro de Estudios para la Mujer (CEM-H), CARE Honduras, Brück Le Pont, la Agencia Católica Irlandesa de Cooperación para el Desarrollo (Trócaire), Oxfam y la Red de Trabajadoras Domésticas de Honduras.

Colocar en el escenario político la crisis que atraviesa el país en materia de cuidados

En representación de la FES, Jennifer Erazo, introdujo la jornada resaltando la importancia de colocar en el escenario político la crisis que atraviesa el país en materia de cuidados y la urgencia de generar políticas públicas con perspectiva de género. Políticas integrales que velen por aquellas sobre cuyos cuerpos ha recaído, de manera excesiva y desigual, la carga de cuidados durante la pandemia por COVID-19.

En ese sentido, Mina Palacios, coordinadora nacional del programa Mujer, Economía Local y Territorio de ONU Mujeres, financiado por la Agencia Italiana de Cooperación Desarrollo (AICS), mencionó que en el marco de la articulación con We Effect y la FES, se trabaja la generación de una más amplia alianza entre agencias que, en el contexto del Foro de Mujeres Políticas, busca posicionar el tema de los cuidados en su agenda política para el país.

Asimismo, comentó que están a las puertas del lanzamiento de la campaña «Compartamos la chamba» que tiene como propósito promover la economía y la colectivización de los cuidados en Honduras. «Para nosotras es importante que compartamos la chamba, no solo con el compañero de vida o con los hijos, hermanos y sobrinos, sino que con la sociedad en general porque cuidar y ser cuidada es un derecho», mencionó Palacios.

Impulsar una economía de los cuidados que se coloque en el centro la vida de las mujeres

Por otra parte, Zoila Madrid, Trabajadora Social y profesora investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), presentó el estudio de la FES Honduras tiene nombre de mujer. Organización social de los cuidados en Honduras. Políticas, normas, actores, instituciones y desafíos, un estudio que visibiliza los enormes retos de las políticas de cuidados en el país, tales como la aprobación de la Ley del trabajo doméstico y la inclusión del trabajo doméstico en la Ley del salario mínimo.

Durante este conversatorio enriquecido de participaciones que abogan por el reconocimiento y valorización del trabajo de los cuidados, también se presentó una Agenda de Cuidados, que fue construida bajo el esfuerzo del CEM-H, ONU Mujeres y otras organizaciones que buscan impulsar una economía de los cuidados que se coloque en el centro la vida de las mujeres y reconozca la importancia que tiene esta labor en la reproducción de la vida y la sostenibilidad de la economía de los hogares y países.

En ese sentido, Eda Luna, representante de la Red de Trabajadoras Domésticas (organización que tiene por objetivo principal la demanda de derechos y condiciones dignas para las mujeres que realizan trabajos de cuidados remunerados), enfatizó: «Nosotras las trabajadoras domésticas queremos que quienes nos contraten reconozcan y entiendan que nuestro trabajo en sus casas permite y hace posible que ellos y ellas realicen cualquier otro trabajo, y por tanto que se mueva la economía del país».

El foro concluyó con el compromiso de las organizaciones por continuar con el trabajo

Como respuesta a las demandas y planteamientos de las organizaciones, Honorina Rodríguez, integrante del Foro de Mujeres Políticas, mencionó que por su parte están trabajando en la elaboración de planes de aplicación para que al interior de los partidos políticos se permita la inclusión de las mujeres en la política y en los espacios de toma de decisiones, con el fin de que permitan legislar y construir políticas en pro de las mujeres hondureñas.

Finalmente, el foro concluyó con el compromiso de las organizaciones por continuar con el trabajo y los esfuerzos para colocar el tema en la agenda pública y política del país.

Sara Aviléz, oficial de género de We Effect en Honduras, realizó un llamado para continuar con el debate del cuidado desde una mirada más crítica y que ante todo esté basada en una perspectiva de derechos. «Es necesario preguntarnos: quién cuida, en qué condiciones se cuida, quién necesita cuidados, quién brinda cuidados y además qué cambios se necesitan para transformar una situación tan desigual que empobrece a las mujeres y limita sus posibilidades», resaltó Avilez.

Por su parte, Margarita Bueso, Representante de ONU Mujeres en el país, aportó que «desde la teoría de la economía del cuidado hay tres ejes para una estrategia integral: reconocer el cuidado como trabajo, su redistribución equitativa entre hombres y mujeres y la reducción de la carga de cuidados para garantizar el desarrollo personal, económico, social y  político de la mujer». Y es hacia ese lugar al que las organizaciones, estructuras comunitarias y tomadores de decisión se deben proponer avanzar, articuladamente, para mejorar la calidad de vida de las mujeres hondureñas.