El coronavirus ha llegado a Bolivia

Sandra trabajando desde su casa.

El nuevo coronavirus ha llegado a América Latina. Y con esto estamos viendo como nuestras operaciones serán afectadas. Para saber un poco más hemos hablado con algunas personas en la organización. Comenzaremos con Sandra Bustamante, representante país en Bolivia, que se encuentra trabajando desde casa:

Sandra, cuéntanos como está la situación en tu país:

“En Bolivia hay, hasta el día de hoy (19 de marzo), oficialmente 15 personas contagiadas por el COVID-19. Los casos se han dado en Cochabamba, Oruro, Santa Cruz y La Paz. Por el momento no hay personas fallecidas. Cuando se dieron los primeros casos todo estaba muy loco. La gente entró en pánico y los hospitales no dejaban entrar a la primera persona contagiada. Tuvo que ir a varios centros de salud antes de ser atendida. Hay muy poca comprensión sobre la enfermedad, y los centros de salud no están en buenas condiciones. Las autoridades no han tomado medidas previas, el personal mismo de los hospitales también dijo eso, que no están preparados, no tienen protocolos, no tienen capacidad de aislamiento, no hay medicamentos…”

¿Qué medidas se han tomado?

“Por ahora, alrededor del país se han introducido restricciones que afectan nuestra vida cotidiana. Los supermercados y centros de abastecimiento están cerrando a las 15 horas, así también la gestión pública. El transporte deja de funcionar a las 16 de la tarde. Las calles están vacías.

Vemos que esto está afectando más a la gente que no tiene un empleo formal, las personas que viven de día a día. Los pequeños comerciantes son los que están siendo muy afectados por esta crisis”

¿Qué impacto tiene el coronavirus en el trabajo de We Effect?

“Esto nos ha impactado bastante. Hay mucha incertidumbre en el país. Venimos de una crisis política al final del año pasado, con un alto grado de conflicto social. Ahora esto incrementa la incertidumbre, en lo político, social y económico.

Además, tenemos elecciones generales en mayo, y se prevé que iremos a una segunda vuelta. Hasta el momento no se ha dicho nada sobre las elecciones, entonces pensamos que seguiremos como planificado; actualmente se está una depuración del padrón electoral, que fue uno de los conflictos en las últimas elecciones. Pero, claro frente a la coyuntura política, hay un cierto aprovechamiento político de lo que está sucediendo.

Lo más probable es que estaremos pasando gran parte del año en campañas electorales, primero las nacionales y luego vienen las subnacionales. Ya habíamos previsto que sería un año con desafíos para la ejecución de las actividades y los proyectos. A esto se suma la crisis del coronavirus.

Nuestras organizaciones contraparte están tratando de seguir trabajando con lo que se puede. Pero estamos en una situación complicada.

Ahora, casualmente, estamos haciendo un curso virtual con todas las contrapartes sobre gestión de proyectos desde un enfoque integral. Esto nos está proporcionando un espacio para reflexionar en conjunto, y aprender a usar las herramientas virtuales para hacer reuniones y un aprendizaje para realizar teletrabajo.”

Written by

Liinu Diaz Rämö