El coronavirus podría afectar el proceso de paz en Colombia

Isaac trabaja desde casa desde que inició la cuarentena en Colombia.

El nuevo coronavirus ha llegado a América Latina. Y con esto estamos viendo como nuestras operaciones serán afectadas. Para saber un poco más hemos hablado con algunas personas en la organización. Isaac Lopez es nuestro Coordinador de Proyecto en Colombia. Él nos cuenta sobre la delicada situación que enfrenta el país, que hasta hoy tiene más de 3000 casos confirmados a nivel nacional.

Isaac, cuéntanos: ¿Cuál es la situación del coronavirus en Colombia?

El principal foco de contagio del país es Bogotá. Es difícil saber cuántos casos hay, cada día se hacen solamente 600 pruebas solo en Bogotá, así que las pruebas están limitadas. El número puede ser mucho más grave de lo que se conoce.

Estamos en cuarentena nacional. Pero lo que complica la situación es que en partes del país hay fuertes operativos del ejército, por cultivos de coca, y por las disidencias de las FARC.

El gobierno cerró la frontera hace algunas semanas, pero la migración ilegal ha aumentado. Tenemos una frontera con Ecuador, que es el mayor foco por cápita de la pandemia en Suramérica. Los otros puntos fronterizos con Venezuela ya es algo más complicado, son 3000-3500 km. Hay mucha migración.

¿De qué manera está impactando la crisis del coronavirus tu trabajo?

Es un nuevo reto, toda la oficina está trabajando desde casa. Estamos muy preocupados por los proyectos que tenemos en el país. Están en distintas fases, uno está a punto de cerrar, otro en fase de implementación, otro en primera fase. Cómo se desarrollan los proyectos desde ahora es lo que nos preocupa. We Effect tampoco puede ir a los territorios y a los ETCR* para hacer seguimiento o asistencia técnica. Estamos en alerta roja por ese motivo.

La situación es delicada. Los ETCR tienen dos subsidios que fueron acordados en los Acuerdos de Paz. La primera es la llamada renta básica, que es una asignación mensual del 80% del salario mínimo. Este dinero llega de forma bancarizada, y al haber cuarentena las personas reincorporadas no van a poder movilizarse para ir a cobrarla.

La segunda es la asistencia alimentaria, son mercados colectivos que llegan para las familias. Pero como los ETCR están aislados, no ha llegado el abastecimiento de este mes, que llega entre el 15-20 de cada mes.

* Los ETCR son los Espacios Territoriales para la Capacitación y Reincorporación donde se realizan actividades de capacitación y reincorporación temprana para facilitar las fases de adaptación de los miembros de las Farc-Ep a la vida civil.

El proceso de paz se ha caracterizado por ser frágil. ¿Cómo lo está impactando el coronavirus?

El proceso de reintegración no ha sido muy exitoso y ahora las personas reincorporadas no pueden cobrar la renta básica y no tienen subsidio alimentario. Esta gente vive mayormente del sector informal. ¿Cómo van a sobrevivir?

Lo otro es que Colombia es el país más peligroso de América Latina para las personas que defienden los derechos humanos. La situación ahora es muy preocupante. Los asesinatos continúan, pese a la cuarentena. Hace poco asesinaron a un excombatiente y dos líderes del Cauca. En la primera semana de la cuarentena ocho defensores de derechos humanos fueron asesinados. El número de excombatientes asesinados ya llega a 195 desde la firma de los Acuerdos de Paz. También tenemos desde entonces más de 400 líderes sociales asesinados. Con cuarentena uno esperaría que se disminuyeran estos números, pero no es así.

El nivel de violencia también se ha notado en una crisis carcelaria. Tuvimos un motín exigiendo garantías sanitarias para los reclusos que resultó en la muerte de por lo menos 25 reclusos y 32 heridos. Pero creemos que pueden haber más de 50 cadáveres.

Además, tenemos tres regiones con grandes tensiones sociales. En la región de Catatumbo tenemos mucha hoja de coca, y erradicación forzosa. Aquí se han reactivado los enfrentamientos entre las fuerzas públicas y campesinos. Entre Meta y Caquetá hay tres ETCR, el último mes también ahí hay confrontación entre campesinos y fuerzas públicas. El propósito de estos enfrentamientos es sacar a campesinos de áreas de reservas naturales.

En Putumayo también hay operativos de erradicación de coca. Las organizaciones sociales nos informan que han desembarcado a 400-500 fuerzas para hacer un operativo militar en la zona.

Existe una conflictividad muy fuerte. Y todo esto, combinado con las experiencias de las últimas movilizaciones sociales que ha habido demuestra que los problemas sociales aquí se resuelven por fuerza pública y violencia.

Como We Effect hemos hecho una valoración de riesgos y vemos una posible pérdida de recursos para la implementación de los Acuerdos de Paz. Con la crisis del coronavirus creemos que proyectos sociales perderán los recursos que ya desde antes eran pocos. Esta situación va a generar una crisis más profunda.

¿Y qué podemos hacer como We Effect?

Creo que la esencia del cooperativismo va a ser importante en esta crisis. Ya hemos visto esa solidaridad en campañas y acciones colectivas para alimentación y techo para la población vulnerable, recolectas en vecindarios y donaciones de campañas a gobiernos regionales.

Nuestras cooperativas van a cumplir un rol muy importante en mitigar la crisis social en los territorios. Ellas van a ser la única manera de garantizar soberanía y seguridad alimentaria. Ese es un papel esencial.

También viendo al acceso a servicios y derechos de por ejemplo salud, que el Estado colombiano no va a poder resolver, nuestras contrapartes pueden tratar de solventar.

Vamos a tener un reto humanitario y como organización vamos a tener que modificar nuestra labor y ser más creativos.

Written by

Liinu Diaz Rämö