#YoTambién: “Sus historias nos hacen más fuertes”

POR: MARCUS LUNDSTEDT, TRADUCIDO POR LIINU DIAZ RäMö

Esta es una versión editada y traducida de una noticia de We Effect ASIA. Puedes leerla en su formato original en nuestra web global (en inglés).

El mensaje #YoTambién (#metoo) se ha escuchado por todo el mundo. Pero en muchos países, como Palestina, las mujeres siguen calladas.
–Las mujeres en Palestina arriesgarían sus vidas si compartieran sus historias de abuso sexual, dice Mariam Ikermawi, Coordinadora de género de We Effect en Palestina.

Durante los últimos meses del 2017, la campaña de redes sociales #metoo o #YoTambién exploto por todo el mundo y apoyó a mujeres a tener el valor de compartir sus experiencias de abuso y acoso sexual. Muchos hombres han sido expuestos y enfrentan condenas de cárcel. Pero no en Palestina.

–Muchas mujeres compartieron el hashtag en Palestina. Pero en mi Facebook no he visto a ninguna mujer palestina compartir una historia personal, aunque todas pudieran.

Según Mariam compartir su experiencia podría poner en peligro a una mujer palestina; haciéndola estigmatizada, victimizada y vulnerable a más abusos y acosos. Sin embargo, la campaña #YoTambién demuestra que algo está pasando.

–Es un recordatorio para creer y ver que las mujeres necesitan y pueden apoyar a otras mujeres. Que no estamos solas. Nos hace más fuertes.

En su trabajo, Mariam viaja para conocer a las organizaciones contrapartes locales de We Effect en Palestina. Juntxs desarrollan las mejores formas de empoderar a las mujeres y hacer de la equidad de género una parte integral de las misiones de las organizaciones.
?Quiero enviar el mensaje de que sí, las mujeres pueden cuidar a los niños, pero también podemos ser presidentes. Mucha gente todavía piensa que género solo se trata de mujeres. Pero la igualdad y equidad de género es todo. Incluye a los hombres, las mujeres, niños y niñas. Se trata de las estructuras, los roles y la falta de oportunidades.

La ocupación de Israel está haciendo la vida extremadamente dura para lxs palestinxs. Las mujeres son las más afectadas.

En Palestina, We Effect apoya a mujeres en sus emprendimientos, para ser económicamente independientes.

–Los grupos de mujeres y las cooperativas pueden marcar la diferencia para una mujer en Palestina. Pueden darle un trabajo y brindarle un espacio seguro. Una red de seguridad. Las mujeres que trabajan juntas se cuidan mutuamente.

La ocupación de Israel está haciendo la vida extremadamente dura para lxs palestinxs. Las mujeres son las más afectadas. Según nuevos datos de SCB, la agencia de estadísticas de Suecia, solo 1 de cada 5 mujeres palestinas, entre los 15 y 29 años, tiene un trabajo.

–Las mujeres y lxs niñxs viven en una ocupación dentro de la ocupación. La violencia contra las mujeres se excusa con el desempleo causado por la ocupación de Israel. Las mujeres duermen en sus hijabs, temiendo ataques militares de noche. Muchas niñas tienen que dejar de ir a la escuela por causa de la ocupación. Sus padres no quieren ponerlas en riesgo. Más bien prefieren que se casen jóvenes.

Cuando se firmó el acuerdo de paz entre Israel y Palestina en Oslo en 1993, casi ninguna mujer formó parte de las negociaciones. A pesar de que habían luchado en las líneas del frente de la liberación durante la primera Intifada. Eran las soldadas ocultas.

–Las mujeres no fueron invitadas a las discusiones. Se quedaron en el vestíbulo, y todavía están allí. Y eso es parte del problema. Si las mujeres son invitadas a la discusión y la sala de negociación, el conflicto sería diferente.

Mariam dice que le gustaría estar en un cuarto con Benjamin Netanyahu y Mahmoud Abbas.

–La ocupación es una de las causas de todo lo malo que está sucediendo en Palestina. También está fortaleciendo el patriarcado, otorgándole legitimidad en cierto sentido. Los haría permanecer en el cuarto hasta que encontraran una solución que sea justa para todxs.

Mariam espera que la campaña #YoTambién mantenga su impulso. Que sea una parte permanente de la discusión sobre los derechos de las mujeres y la equidad de género.

–Llamo a todas las que puedan: sigan publicando y compartiendo. La campaña #YoTambién nos está dando poder y esperanza.

Texto y foto: Marcus Lundstedt

Traducción y edición: Liinu Diaz Rämö